viernes, 19 de junio de 2015

Crónica del BH Zarauzko Triatloia 2015, por Mikel Berasain

LA CULMINACIÓN DE UNA ILUSIÓN

El 15 de junio de 2014 estaba viendo fotos y vídeos de la triatlón de Zarautz que se había disputado el día anterior y me pregunté si yo sería capaz de poder hacerlo. Entonces, empecé a informarme sobre recorridos, inscripción, etc. y en ese momento me llevé una pequeña desilusión… había que nadar 2900m y el tiempo de corte era de 1 hora!!!!! Yo no nadaba a esos ritmos, ni tampoco nunca había participado en una distancia tan larga, lo máximo que había hecho hasta entonces era un sprint, así que no las tenía todas conmigo. Las dudas se me quitaron cuando en el triatlón olímpico del Club Natación conseguí terminar con buenas sensaciones, nadé en 29:30 minutos y con la bici y corriendo disfruté. El tema estaba claro, tenía que nadar más y conseguir dorsal, claro!!!!

Me volví a apuntar al curso de natación del Club e intenté no perderme ningún entrenamiento, había que mejorar SÍ o SÍ!!!! (aquí tengo que agradecerle a Susana el curso y los entrenamientos que prepara, eskerrik asko!!!!!).

Cuando llegó el día de las inscripciones, tuve la suerte de conseguir dorsal para la prueba, así que, ya no había marcha atrás, no quedaba otra que idearme un plan de entrenamiento e intentar hacer los máximos km corriendo y en bici (intentando hacerlo con orden, claro).

Y entre entreno de natación, salida con la bici, vuelta corriendo y alguna que otra prueba entre medio (Arbizu, Bera, Sempere, Ultzama, Hondarribi…) llego junio!!!!! Ay madre… qué cerca está el 13!!!!!

La semana anterior probamos a ver si por casualidad todavía quedaba alguna habitación libre en varios hoteles de Zarautz y cual fue nuestra sorpresa que quedaba la última en el hotel Zarauz!!!! Qué alegría!!! Así mientras yo hacía la prueba, Itziar tendría un sitio en el que descansar y no estar todo el día dando vueltas por Zarautz.

Y por fin llegó el sábado 13 de junio!!! El trabajo estaba hecho, así que sólo quedada disfrutar. Preparo todo el material y para las 9:00 de la mañana pusimos rumbo a Zarautz. Llegamos y lo primero que hicimos fue ir a recoger el dorsal, allí me junté con Javier Erice y estuvimos hablando un rato. Nos instalamos en el hotel y a comer!!!!

A las 12:30 nos fuimos a los boxes a meter la bici y a coger el autobús que nos llevaba a Getaria. Esperando al autobús, cuál fue mi sorpresa que el chico que estaba a mi lado era Gustavo Rodríguez, uno de los favoritos para ganar la triatlón!!! Estuve un rato hablando con él y subimos al autobús. En el camino a Getaria yo no dejaba de mirar al mar, estaba muy tranquilo, pero la distancia entre boyas me parecía larguísima!!!!! Qué nervios….

Ya en Getaria, nada más bajar del autobús, me junto con Sergio del Sakana y estoy con él hasta que a las 13:45 nos bajamos a la playa. Me pongo el neopreno y entre hablar con algún que otro Hiruki (Mikel Mariñelarena, Elizari, Jordi…) y algún otro conocido más y sin ni siquiera haber probado el agua, suena la bocina del inicio de la triatlón!!!!! Ya está!!!! Para adelante!!!! No quedaba otra!!!

Mi idea era clara, intentar nadar tranquilo, nunca había nadado tanta distancia en mar, así que a dar brazadas e intentar que pasara el tiempo.

Entre un golpe por aquí, otro por allá, un rato a crol, otro a braza… tachán, la primera boya!!! Estaba nadando a gusto, así que a por la siguiente!!!! A esta boya ya tardo algo más en llegar… parecía que no se movían las rocas del monte que tenía puestas como referencia, pero no me sentía cansado ni agobiado, así que como antes, un ratito a braza, otro a crol, otro a braza y la siguiente boya superada!!!!! El mar estaba bastante tranquilo y siempre tenía a alguien cerca de mí, no había por qué preocuparse.

Pensando en cómo tenía que hacer la transición, me fijo que las boyas de “El Diario Vasco” las tengo a tiro, ya no queda nada!!!!! Miro el reloj y me llevo una pequeña alegría, calculo que quedan unos 400m y llevo 44min!!! El primer objetivo de pasar el corte, lo tengo a mano!!! Como no queda nada y estoy nadando bien, aumento un poco el ritmo, pero va y se me sube un gemelo!!! Joder!!!! y ahora… me doy la vuelta e intento relajar la pierna y sigo hasta el final sin darle a los pies. Me pongo de pie y al mirar el reloj veo que llevo 50 min, ni en mis mejores previsiones entraba el llegar en ese tiempo!!!! Lo siguiente es mirar hacia el acceso a boxes y flipo con la cantidad de gente que hay!!!! Lo había visto en fotos, pero vivirlo… ufff… es emocionante… y para redondearlo, escucho una voz conocida, giro la cabeza y veo a Itziar con la cámara en la mano y sin parar de animar!!!! Vaya subidón!!!!!


La transición la hago bastante rápida, me pongo calcetines y decido hacer el sector de la bici con maillot, anuncian agua y porsiaca… Cojo la bici y carretera y manta, a dar pedales e intentar disfrutar!!!! Subiendo Meaga siento que voy bien y empiezo a adelantar a gente, aunque a mí también me adelantan, claro. Llegando a Aiarnazabal empieza a llover… las predicciones se cumplen y me digo a mí mismo que hemos venido a disfrutar y que da igual lo que caiga!!!!

Hasta llegar a Getaria no para de llover y al primer paso por Zarautz todavía está descampado y lleno de gente, qué gozada es hacer una prueba así!!!! Vuelvo a empezar a subir Meaga y me fijo que llevo una media de 34km/h, es buena señal!!!

En la subida veo que tienen sancionado a Mikel Mariñelarena, pero no tarda mucho en pasarme y un poco más adelante también me pasa Sergio, por lo menos le he aguantado una vuelta….y al empezar la bajada, nos cae el diluvio universal, no se ve ni la carretera!!!!! Tomo todas las precauciones posibles bajando, sigue lloviendo muy fuerte hasta llegar a Zumaia, pero como apenas anda aire se va muy rápido, otra vez la carretera de la costa y para Zarautz.


En los túneles antes de llegar a Getaria veo una ambulancia parada y al llegar, me fijo que un compañero se ha caído y se ha llevado un buen golpe. Esto me recuerda que tengo que ir con más cuidado, que mi intención no es quedar en un puesto determinado ni hacer un tiempazo, sino tratar de disfrutar de la prueba, que es lo que estoy consiguiendo hacer.

Llego a Zarautz y me fijo que sigo a 34km/h de media y ya han pasado 56km!!!! Al cruzar Zarautz para ir hacia Orio me vuelve a sorprender la cantidad de gente que hay a los dos lados de la carretera animando, con la que está cayendo… cómo para quejarme yo de la lluvia!!!!

Empiezo a subir hacia Orio, ahora viene la parte más dura de la bici, pero la que más ganas tengo de hacer. Subiendo, me pasa Gorka Bidegain, esto me anima más si cabe, porque sé que Gorka anda mucho en bici y pensaba que estaría por delante de mí.

La bajada se hace muy peligrosa con la lluvia y ya en Orio cogemos el cruce hacia Aia y su mítico muro. Un par de km de llano y ya estamos!!!!

Ahora la carretera se pone seria, entre que es de cemento, que está muy mojada y la pendiente que tiene (20%), me patina la rueda de atrás al ponerme de pie sobre la bici, más difícil todavía!!!! Así que a apretar el culo contra el asiento y para arriba!!!! Unos dos km de subida que los hago bastante bien.



Empezamos la bajada hacia Orio, nada más empezar a bajar, en una curva, veo a Sergio parado. Al principio me asusto pensando que se ha caído, pero él me dice que ha pinchado, así que nada, mala suerte. Llegamos a Orio y empezamos a encarar la que va a ser la última subida, corta, pero muy dura y en la que más animación me han contado que hay, y vaya si la hay!!!!

Después de un tramo muy duro en el que me vuelve a patinar la rueda, me voy acercando al camping. No se ve dónde está, pero se escucha un barullo impresionante!!!! No sé si tengo ganas de llegar y ver lo que hay o me da pena llegar y dejarlo atrás. Cojo una curva hacia la izquierda y me encuentro con un pasillo de gente por el que justamente pasan un par de ciclistas, esto parece el tour!!!! Llego arriba con los pelos de punta y con la sensación de haber vivido algo único, corto pero muy intenso, así que con una sonrisa que no me entra en la cara encaro la última bajada hacia Zarautz. Al pasar delante del hotel en el que estamos alojados vuelvo a ver a Itziar, no puedo estar más contento!!!! La prueba hasta el momento va mejor de lo que pensaba a pesar de la lluvia.



Llego a la transición, me quito el maillot, me pongo las zapatillas y a correr!!!!! Ya sólo me quedan los últimos 20 km de la carrera a pie. Miro el reloj y me fijo que se me ha apagado…. es igual, no me importa el tiempo que vaya a hacer, así que a correr por sensaciones!!!

Empiezo a correr y siento que las piernas me van muy bien, no noto la transición de la bici, así que pienso que correré a gusto.

Paso por el túnel de la carretera y veo a Itziar sacándome algunas fotos, le saludo y para adelante. Encaro la calle hacia el centro de Zarautz y mis ojos no pueden creer lo que ven, al fondo, un pasillo humano por el que hay que pasar, con la gente sin parar de animar, así da gusto!!!!! No importa la que está cayendo del cielo… si ellos animan, yo no tengo excusa para correr!!!

Al pasar por meta me fijo en el reloj y marca 3h 36min y pienso que andaré cerca de las 5h. Sobre el km 3 tengo que parar a mear… pero si no paro la carrera se me va a hacer muy larga!!!! Paso por las tablas y vuelvo a encarar el paseo de la playa para volver otra vez hacia el centro, qué ganas de volver a pasar!!! La verdad que motiva mucho llegar a ese tramo.

Vuelta a pasar por meta y el reloj marca 4h justas y empiezo a pensar que quizás sea capaz de bajar d las 5h… pero para eso tengo que seguir corriendo igual, sin bajones. Las piernas van bien, así que estoy tranquilo.

Al pasar por los boxes por penúltima vez vuelvo a ver a Itziar animando y le digo que vaya hacia la meta que sólo me queda una vuelta!!! Al paso por meta el reloj marca 4h 27min y encaro la última vuelta con la confianza de que bajaré de las 5h, ni mucho menos era mi objetivo, pero hace ilusión…

En la última vuelta se me viene a la cabeza aquel pensamiento del año anterior, en el que me preguntaba si yo sería capaz de acabar este triatlón y allí me veo, jarreando como si no hubiera un mañana y corriendo con una sonrisa, sabiendo que en 2km volveré a pasar por última vez por medio de toda esa gente que no para de animar y que medio km más adelante me espera la rampa de llegada a meta. Cojo la última pulsera e intento acelerar un poco el ritmo, me quedan 2km y aunque ahora sí que noto que las piernas no están como una hora antes, sólo son 2km y se puede aguantar.

En la recta antes de meta voy buscando a Itziar, la veo y voy hacia ella, tengo que agradecerle el tiempo robado estos últimos meses y sobre todo el que me haya acompañado el día de la prueba, con el día que hace…. le doy un beso y encaro la rampa de meta, miro el reloj y marca 4h 55min!!!!


Ni me lo creo!!!! Ni mucho menos venía buscando ese tiempo, lo que venía buscando lo encontré en cada brazada en la travesía de Getaria a Zarautz, en cada pedalada de esos 81km que pasé bajo la lluvia con los ánimos de la gente y por supuesto en cada una de las tres vueltas que dimos corriendo al circuito de la carrera a pie. Son sensaciones muy difíciles de explicar, pero que me dejan un montón de imágenes en mi cabeza que tardaré un tiempo en asimilar…

porque esto no ha sido un “objetivo”… sino una ILUSIÓN!!!!!!

Y ahora a por la siguiente parada!!!! Ésta poco tiene que ver con todo esto que acabo de escribir, la siguiente parada se llama Ibai y espero poder transmitirle los verdaderos valores del deporte y que algún día pueda disfrutarlo, sea cual sea, como lo disfruta su padre.

martes, 9 de junio de 2015

Invitación/Gonbidapena LACTURALE

XVI TRIATLÓN INFANTIL VALLE DE EGÜÉS / EGUESIBARKO XVI HAUR TRIATLOIA


Lacturale como colaborador del evento le invita a una visita guiada para su grupo. Válido para las visitas que se realizan en fin de semana.

Lacturale ekitaldiaren laguntzaile bezala bisita gidatu batetara gonbidatzen zaitu. Asteburuetan egiten diren bisitentzako baliogarria.


En Lacturale,     Volvemos  a empezar.
“No somos nuevos, se nos reconoce, pero no se nos CONOCE.
Somos PEQUEÑOS, pero quizás nos han visto grandes.
Aun  siendo pequeños, tenemos un GRAN COMPROMISO con la sociedad  y  la economía local”.
*Lo que destinamos a patrocinio repercute en menos de 2 céntimos en el precio del litro de leche, es decir que aún contribuyendo en una gran medida con la sociedad no te subimos el precio del litro.

Horregatik Lacturalen, berriz hasten gara.
“Ez gara berriak, antzematen zaigu baina ez  EZAGUTU.
TXIKIAK  gara baina baliteke handiak ikusi izana.
Txikiak izan arren, gizartearekin eta bertako ekonomiarekin konpromiso handia dugu.”

sábado, 6 de junio de 2015

Crónica VII Triatlón de Ardantze, por Manuel Latorre

"Voy a hablar del mono de triatlón. Y no es por resaltar la calidad de la nueva equipación del Hiruki, pero lo que más me agrada es que cuando sales del agua, no tienes la sensación de ir mojado. Sin embargo, el mono de triatlón es algo más... ¿Presenciaste el Half Triathlon Pamplona, te encantó, pero hubieras preferido participar? ¿Has arrastrado varios meses una lesión que te ha impedido entrenar? ¿Tienes dificultades para entrenarte porque tienes responsabilidades que atender? Si alguna de tus respuestas es afirmativa, sabes mucho acerca del mono de triatlón. El mono de triatlón es un sentimiento.

El I Triatlón de Ardantze (2009) me permitió recuperar una afición que había abandonado en... ¡¡¡1996!!! Federado con el Club Triatlón Valencia participé en pruebas como Vinaroz o Antella. Ya está todo dicho, motivo suficiente para pertenecer al Hiruki, fundado el 23 de diciembre de 1997.


Vamos con la prueba. La afronté como un nuevo reenganche. Poco entrenado, pero la distancia es corta y el terreno me lo conozco bien. El objetivo era acabar sin palizón. Conseguido.

Repasemos al resto del equipo. Víctor ZUBICOA va a por la regularidad, no se pierde una prueba. Nadó la distancia corta en la primera tanda. Ánimo, Víctor. Seguro que vas a mejorar la técnica y lo disfrutarás más. Jesús Mari OLMO había trotado 30 km. el día anterior, como preparación de la II San Fermin Marathon. Su sola presencia aporta rock&roll a las pruebas, pero este día se decantó por el blues, no quiso forzar. A nuestro hombre tour, David LATASA, le arrebató el huevo de chocolate un cadete maño, de nombre Arturo GRÁVALOS, con muy buen resultado. Y Pablo IBÁÑEZ debutaba en triatlón con gran explosividad. Tal fue así, que reventó la cremallera de su mono antes de empezar. Acabaste muy bien, Pablo. Ya estás enganchado, a por la siguiente.


Y nada más. Próxima parada en Aritzaleku, distancia sprint, que no estoy para olímpico todavía.

Hasta otra."

Clasificaciones: 

domingo, 31 de mayo de 2015

XVI TRIATLÓN INFANTIL VALLE DE EGÜÉS / EGUESIBARKO XVI HAUR TRIATLOIA


Pulsa el cartel para inscribirte / Egin klik kartela erregistratu

viernes, 29 de mayo de 2015

Crónica HALF TRIATLÓN PAMPLONA: "La consecución de un largo camino", por Eneko San Martín

Lo fácil sería hablar de lo larga que se me hizo la natación, o de cómo me hizo sufrir el viento en el tramo de bici, o de lo duras que fueron las tres subidas por Santo Domingo corriendo y sobre todo lo dura que se hizo la última vuelta corriendo… Pero todos sabemos, y el que no lo sepa lo sabrá a partir de este momento, la carrera, la prueba, solamente es el 5% del objetivo que uno u otro nos marcamos en algún momento de la temporada.

No deja de ser un 5% muy importante, ya que es la consecución del otro 95% y que permite llegar a la 100% que todos soñamos cuando nos marcamos el objetivo.

Pero esta vez me gustaría hablar del otro 95%, ese desconocido para todos aquellos que nos animan, que nos llaman locos, y que quizás no lo crean así pero forman parte de este 95%, con aguantarnos esos días que no nos podemos mover del sofá porque nos hemos pasado de entrenar, o que aguantan tus madrugones o aquéllos que te hacen compañía, y que hacen algo más llevadero el entrenamiento. Estas personas forman parte de este 95%, ellos te dan ganas de entrenar, porque sabes que se sentirán orgullosos de ti el día que cruces la meta y parte de esos entrenamientos también los haces por ellos, porque son los que te dicen que lo conseguirás, que estas hecho un “torete”, y su abrazo al cruzar la meta es la mejor recompensa!

Está claro que no nos podemos olvidar del entrenamiento, es el otro gran bloque dentro del 95%. Todas esas horas invertidas, algunas disfrutadas y otras menos, pero fundamentales en la consecución del objetivo marcado. Son meses atrás, con horas de carrera, gimnasio, rodillo, bici, piscina,… En este apartado es donde se construyen los cimientos de lo que el día de la prueba vas a disfrutar.


En mi caso, este año fueron pocas las horas y además muy mal organizadas. Justo todo lo que te dicen que tienes que hacer,…entrenamiento planificado, semanas de carga, semanas de descarga, etc. etc. Pues bien, a mes y medio de la prueba, me toca viaje de trabajo a Chile. Tenía previsto que podía pasar, incluso que si había mucho retraso en el proyecto podría perderme el reto que me marqué en Febrero…

Finalmente, me encuentro en Chile, a mes y medio de la prueba y con billete de vuelta a Pamplona el jueves previo a la prueba. Surgen las primeras dudas, ¿Cómo voy a entrenar sin bici? ¿Sin piscina de 25m? ¿Sin horas disponibles por trabajo? Pero bueno, hay que mirar el lado bueno de las cosas, el entrenar, aunque sea a ratos, me servirá también para que pase el tiempo más rápido y desconectar del trabajo.

Consigo que me deje una bici de montaña un compañero chileno, no es gran cosa pero servirá para reducir las horas de bici estática. El hotel tiene piscina, de 10m y a 35º pero hay agua donde dar patadas y brazadas. Y bueno, respecto al tiempo, el día tiene 24h así que a planificarlas bien… no hay escusa.

Durante este último mes, la alarma me suena a las 5:30 todos los días, para entrenar una hora antes de entrar a trabajar, qué madrugones, pero bueno, cuando vuelva a Pamplona el jet-lag será más leve ya que es como si me levantase a las 10:30 de la mañana (5 horas de diferencia)…hay que ver el lado bueno de las cosas, jejeje!

Y a la vuelta del trabajo, si aún me tengo en pie después de trabajar de 8 a 8, pues a correr un poquito, algo de gimnasio o un poco de natación…

El fin de semana podré aprovechar más! Pensé, eso sí, sólo el que no trabaje, pues me toca trabajar varios sábados y algún que otro domingo.

Finalmente, llega el jueves, 10 de la mañana y ya estoy en el aeropuerto de Pamplona, sin margen de descanso (más del que he podido disfrutar en un vuelo de 13 horas….), quedo con Fernando, un ex compañero de trabajo y una pequeña parte del 95%, ya que fue con él con quien me calenté para apuntarme al Half de Pamplona. Quedaremos y rodaremos 30 km, para probar el nuevo mono del Hiruki y acordarme de qué es eso de una bici de carretera, y no sabéis lo que se agradece que te dé el viento en la cara, demasiadas horas de bici en el gimnasio…

Llega el día de la prueba, y he dormido medio bien…y la persona con la que comparto todo, me da fuerzas, ánimos, será quien me acompañe a Alloz, me vea salir del agua y después, junto a sus amigas, me dará ánimos en Santo Domingo. Y volvemos a esa parte anímica, no física, que tan poco se habla en el deporte y que es la parte fundamental, más que las piernas o los brazos, pues siempre sale de la cabeza la orden para moverse al cuerpo, y cuando te dan razones para hacerlo, ADELANTE!!

Lo importante es llegar, el tiempo da igual (o eso pensamos durante la prueba), ya que el abrazo que te dé la persona que más quieres será igual de fuerte hagas 4h o 7h. GRACIAS LETICIA POR TODO!

Antes de dar por acabado, no podía olvidarme de otra parte del 95% que sin ella es imposible, organizadores, voluntarios, afición, de verdad os doy un 11! No tengo mucha experiencia en esto pero acabé contentísimo con la organización y todo lo que rodea a la prueba, espero sea el primero de muchos!!

Felicidades a todos los Finishers por haber completado el 100%, y ánimos a los que se quedaron a punto, con un 97 o 98% cumplido, piensa que disfrutaste del 98% del reto! Lo importante es haber disfrutado de cada momento!

jueves, 28 de mayo de 2015

Crónica "La Resaca del I HALF IRUNEA", por Mitxel Malumbres

Hacía tiempo que no preparaba un triatlón, que no salía con la bici aunque hiciera frío, que no madrugaba para entrenar y que no me ponía el pulsómetro, del que no soy muy amigo. Pero la ocasión lo merecía!! Iba a celebrarse en Irunea una prueba de media distancia, un triatlón del que años atrás, habíamos hablado en innumerables ocasiones los Blasco, Arrarás, Ayestarán….y por fin, aquel que fuera nuestro sueño iba hacerse realidad de la mano de Gorka Blasco (entre otros).

En cuanto me enteré, no dudé en apuntarme y cuando vi el recorrido de la carrera a pie, me temblaban hasta las pestañas. Y los boxes en la plaza del Castillo!!! Enseguida hablé con ella: “Ainhoa…para esto hay que entrenar y quiero que estéis todos en meta cuando llegue!!!” Qué majos!!! Allí estuvieron todos, animando sin parar y haciendo de este I HALF DE IRUNEA un sueño inolvidable.

La última semana estaba cardíaco y con los nervios a flor de piel. Canciones Sanfermineras rondaban por mi cabeza todo el día, la fiesta estaba a punto de comenzar. La semana pasó rápida y llegó el viernes, recogida de dorsal. Qué bien pintaba todo!! Esto ya no había quien lo parara!!! Y por fin llegó el día, SABADO 16 DE MAYO DE 2015.

Curiosamente y pese a los nervios dormí bien. Me levanté y empecé a prepararme, chip al tobillo y me coloco las calcamonías, así ya no se me olvidan. Entro en la cocina y sorpresón, me encuentro una pancarta “AITA TXAPELDUNA”. Voy al baño y me encuentro otra “AUPA MITXEL”….joder, se me saltan las lágrimas. Va a ser una carrera muy especial para los que somos de aquí y nos vamos a sentir muy arropados y queridos. Va ser un día de emociones fuerte, donde lo de menos va ser el resultado y lo importante va ser disfrutar de todos y cada uno de esos momenticos.

Desayuno y me voy de casa. No me aguanto ni yo!! Llego a Aritzaleku con tiempo de sobra y preparo todo sin prisa. Los boxes, las bolsas….esto es un calco del ironman de Rooooth en el que estuve en 2006. Como pasan los años!!! Está todo pensado al detalle y voy hablando con unos y otros. Qué a gusto!!! Estoy nervioso, pero tranquilo a la vez. He entrenado y no tengo duda de que voy a terminar dignamente.

Me enfundo el neopreno en compañía de un Hiruki, Gorka Adot, con el que he compartido algún que otro madrugón y kilómetros de bici. Si no es por su hermana, pierdo las zapatillas de calle que se me quedaron sin meter en la bolsa. Ya estoy centrado en la carrera y me meto al agua a calentar. Moooooooooooooogggggggggggggggggggggg!!!!! Bocinazo de salidaaaaaaa!!!!

Me la gozo, me la gozo, me la gozooooo. Ya estamos nadando, ya no hay nervios, estamos en carrera. Salgo fuerte para hacerme un sitio y voy respirando a la izquierda, como siempre. No veo a nadie que vaya por delante…. ¿Me estaré torciendo? Primera respiración al frente, miro hacia delante y veo la boya, estoy nadando más recto que una vela. Me mosquea no ver a nadie delante, así que respiro dos brazadas al otro lado.… Joder, tampoco va nadie. He salido muy fuerte, así que levanto el pie y me empieza a pasar gente. Empiezo a disfrutar, siento que estoy nadando bastante bien y tengo buenas sensaciones. Salgo del agua feliz y entro en boxes. “Joder, pero si está Raul Amatriain”. Opto por ponerme maillot de manga corta y me monto en la bici. Me pasa Gerizpe y procuro que no se me vaya mucho, pero se va. Poco a poco voy pillando ritmo y me voy animando. El viento empieza a castigar de lo lindo y alcanzo a Gerizpe. Al llegar a Puente veo a varios ex-compañeros de Scheneider animando, me emociono y prieto los dientes!! Estoy en un terreno que conozco de memoria y sigo disfrutando hasta que poco antes de llegar a Etxauri, me empiezan a dar amagos los cuádriceps. Vaya, problemas!!! Entrenar he entrenado, pero no a esos ritmos y lo estoy empezando a pagar. Si no levanto el pie, no voy a terminar, así que subo piñones y a intentar guardar las piernas todo lo que puedo. Como diría mi padre, tengo el culo pelao de competir y me conozco muy bien. Es momento de olvidarse y dejar de forzar. Hay que correr una media maratón y además con un recorrido al que no puedes llegar con la reserva. Y así, con cadencia, guardando las patitas como diría Gorka, llego a Santo Domingo y se me ponen los pelos de punta, las lágrimas brotan bajo la pantalla del casco y no doy crédito a lo que veo: mis txikitos con otra pancartaaaaaaa “Aupa Mitxeeeel”. Uffff, no puedo fallar, siento que me falta aire, se me hace un nudo en la garganta y llego a la T2. Me atolondro como un juvenil y salgo sin quitarme el maillot. Es igual!!! Tira palante!!! Estoy deseando volver a pasar por Santo Domingo y ver otra vez a los míos. Nadie dijo que fuera a ser fácil y la primera vuelta de carrera a pie me cuesta, no puedo forzar porque los cuádriceps me siguen pegando amagos y diciéndome que ya no tengo 20 años ji, ji, ji…., así que llego al primer avituallamiento y tomo un par de geles, bebo agua y seguimos. Parece que he retrocedido 15 años en el tiempo!! Iñigo Perez Nievas, Etor Mendia…. si parece un triatlón del año 2000 ji, ji,ji… Siguiente avituallamiento y misma jugada… ya estoy llegando nuevamente a Santo Domingo. Vuelvo a ver a mis txikitos, a Ainhoa tiko, a mis padres, a mi hermana “la Cuca” (olga malumbres), a Javi, a Esthertxu Naiz… Jose Mari,…..otra vez rompo a llorar, por eso he salido a correr con gafas de espejo y visera, que con tantas cámaras… También te he visto Foto Tri, pero no estamos para poses ji, ji, ji… Bajo la cabeza como los mansos y dejo de mirar a los lados. Los cuádriceps se me recuperan, empiezo a pillar ritmo corriendo y disfruto de la carrera a pie, del ambiente. Qué bonita se ha puesto la vieja Irunea para la ocasión. Voy doblando gente y les voy animando. Aupa Hala Mandruki , Aupa Claudio Iturbide….sé que voy a terminar, me he recuperado. Alberto Goñi (alias el correcaminos) y Kobi zaldunak me animan. Comienzo la tercera vuelta y en el caballo blanco, veo a mis padres con mi hermana y Javi y les digo que ya pueden ir a meta. Estoy loco de contento y me animo a forzar…. pero llego al giro de la Magdalena y los cuádriceps me dicen que están ahí y que si quiero terminar ya puedo empezar a ir más tranquilo. Me pasa el gran Gabi Garin (otro viejo rockero) que parece una gacela y apenas toca el suelo, qué elegancia. Poco a poco llego a Santo Domingo y comienzo la última subida disfrutando todo lo que puedo. Esto se está acabando! Ahora sí, miro a todos los lados y con un giño saludo al morenico que se encuentra en la hornacina, Esker mile. Veo a varios hirukis animando, a Txus Larumbe (el año que viene te quiero ver al otro lado de las vallas)…y entro en la plaza del Castillo. Alzo el brazo y cierro el puño, me lo tomo con calma porque lo quiero disfrutar y voy buscando a los míos. Araitz quiere acompañarme para entrar en meta, quiere que la lleve aupas, así que entramos en meta juntos y me colocan el pañuelo rojo. De hecho, viene a colocármelo en persona el gran Gorka Blasco, artífice de hacer posible que este sueño se hiciera realidad. Esker mile Míster. Este lo guardaré con cariño!!


Han pasado 10 días y todavía no he vuelto a salir para entrenar. Física y muscularmente estoy totalmente recuperado, pero la “resaca” del I Half de Irunea me está pasando factura. Es como si me encontrara en la segunda quincena de julio…., sin ganas, sin rumbo, sin objetivo y pensando solo en una cosa “YA FALTA MENOS”. A todos los que fuisteis parte, de una u otra forma, de este primer medio de Irunea… ESKER MILE!

miércoles, 27 de mayo de 2015

Crónica VII TRIATLÓN DE HONDARRIBIA, por Antonio Bru

Sábado 23 de mayo, distancia sprint.

Suma y sigue. No podía ser de otra manera.Ya hemos disfrutado del segundo triatlón cantábrico. El balance, plenamente satisfactorio. Después de competir en Deba, y disfrutar como un enano, sobre todo en el segmento de bicicleta, tocaba preparar el equipaje para desplazarnos a Hondarribia.

El día amenazaba lluvia. Sin embargo, tuvimos la suerte de que el sol quiso unirse a la fiesta triatlética y por lo menos no pasamos frío. Era el debut de un amigo, Rafa Marichalar. La sensación del primer triatlon es indescriptible: nervios, incertidumbre, mirada a lo desconocido... Una vez suena la bocina de salida sólo queda hacerlo lo mejor posible.


Cientos de cabezas se lanzan a las olas en busca de la primera boya. No hay tregua. Tras un esfuerzo no demasiado prolongado, toca coger la bici. El neopreno no quiere salir, se resiste y después de tanta torpeza, por fin cede.

Bicicleta. Subida al faro. Subimos piñones y es necesario estar atento para integrarse en un buen grupo.Ya está hecho. Las rampas que van hacia Guadalupe no son demasiado duras. Es una pena ver a Amaia Navarro parada por un inoportuno pinchazo. Seguro que el tiempo le dará más oportunidades. Se nos cruzan las primeras clasificadas que toman las curvas como verdaderas expertas, a pesar de su juventud. Y las últimas rampas hacia Jaizkibel nos obligan a apretar los dientes. Toca bajar por donde hemos subido.

En la carrera a pie decido unir fuerzas con Guillermo Vahl y superamos a algunos rivales. Decidimos entrar a meta a la vez y de la mano...


Después de la carrera aprovecho para recibir un merecido masaje mientras practico mi maltrecho inglés con dos chicas muy simpáticas, Tamsyn y Grace. Qué bonita es la amistad... Y mientras recibo el masaje me pongo a pensar en todas las amistades que hemos hecho gracias a este deporte: por ahí charlan y bromean Marcos Sarasibar y Ander Noain, varios hirukis comparten experiencias, Iñaki Marsal y los jóvenes del equipo de Ansoain reponen fuerzas. ¿Por qué me gusta tanto el triatlón?





Está claro, porque me gusta competir y sobre todo por todas las amistades que hemos sembrado a lo largo de estos años. Un brindis: TXIN TXIN.